PUBLICACIONES - VIDEOS

 


 


AQUELLOS NIÑOS / AND WE WHERE THE CHILDREN

EL FILM

    "Aquellos niños". Realización de Bernardo Kononovich.
    Idea: Diana Wang, Graciela Jinich, Bernardo Kononovich

    Después de reuniones mensuales ininterrumpidas desde 1997, la necesidad de transmitir la experiencia de una manera útil y pedagógica, llevó al grupo a emprender la aventura de realizar un film testimonial. Se convocó para ello a Bernardo Kononovich quien tenía en su haber otros documentales, especialmente “Atención” realizado en 1991 con testimonios de sobrevivientes de la Shoá. Se sumó al entusiasmo y esfuerzo de los miembros del grupo y lideró un equipo de profesionales que trabajó con un total compromiso. ORT Argentina apoyó la realización brindando sus equipos e instalaciones. La idea de las coordinadoras era la exposición del tema habitualmente poco conocido. El director, luego de observar al grupo, re-elaboró la propuesta pues consideró que la experiencia misma de los encuentros era materia valiosa para ser transmitida. El documental, terminado en el año 2001, muestra en 55 minutos ambos aspectos: la experiencia de la supervivencia así como el estilo de los encuentros grupales en donde la memoria se recrea y cobra sentido.

    El film se ha exhibido en múltiples ocasiones, siempre con un éxito muy importante. El público asistente, además de conocer un aspecto habitualmente desconocido de la Shoá, agradece que se lo haya encarado sin golpes bajos ni lugares comunes y bajo la forma de un canto a la vida y la capacidad de recuperación.

    [volver]

    FICHA TÉCNICA

    • Guión y dirección: Bernardo Kononovich
    • Idea: Diana Wang, Graciela Jinich, Bernardo Kononovich
    • Asistencia de dirección y jefa de producción: Lila Kononovich
    • Fotografía: Mercedes Ardiles
    • Cámaras: Jonatan Feldman - Martino Zaidelis
    • Sonido: Lucía Iglesias
    • Edición: Jonatan Feldman
    • Asistencia de fotografía: Sebastián Carbini - Juan Salvarredy
    • Música: Cesar Lerner - Marcelo Moguilevsky
    • Equipos e instalaciones: ORT Argentina
    • Diseño de tapa: Guillermo Caro
    • Testimonios de: Irene Dab, Pedro Boschán, Frida Levy, Mira Stupnik, Michel Neuburger, Herty Taubenfeld, Hanka Jakubowicz, Lea Novera, Francis Levy, Victor Barg, Hélène Gutkowski, Kati Kertesz, Ania Besser, Diana Wang

    [volver]

LOS NIÑOS DE LA SHOÁ

Durante la Segunda Guerra Mundial, entre 1939 y 1945, los nazis pretendieron exterminar a todos los judíos de Europa.

¿Cuántos asesinaron?

Se estima que asesinaron a seis millones, un millón y medio de niños.

¿Cuántos sobrevivieron?

Se estima que sobrevivieron cerca de un millón de judíos, entre ellos, algunos niños, menos que 100.000. Sobrevivieron alrededor de 15% de adultos y sólo 7% de niños.

¿Cómo sobrevivieron?

Los niños fueron las víctimas más inermes de la Shoá y blancos preferidos de los nazis que los mataban sin miramientos ni postergaciones. Dependían, igual que los adultos, de la suerte y las circunstancias, pero, sobre todo, de sus padres. Muy pocos sobrevivieron a la dura experiencia de un campo de exterminio. Algunos lograron sobrevivir con sus familias en Rusia. Otros permanecieron escondidos con sus padres o con otros en granjas, altillos, sótanos, cloacas, roperos, pozos, graneros, bosques. Otros fueron alojados por familias cristianas que los hacían pasar por familiares, o en escuelas, orfanatos y conventos.

En general, los judíos recibieron poca ayuda de sus vecinos, pero los niños que han sobrevivido, no podrían haberlo hecho sin su ayuda así como los movimientos de resistencia. En cada lugar fue diferente por la cantidad de judíos, el grado de antisemitismo que definía el grado de asimilación, la política nazi que no fue igual en los distintos países de ocupación.

Lugares y números.

El lugar donde fue más difícil salvar judíos fue Polonia (decreto nazi de 15-10-41 que se daría muerte a quien protegiera a un judío).

  • Polonia. 3.300.000 judíos. Sobrevivió el 10%. La mayoría fue a Rusia, algunos a Palestina y Suecia, unos pocos escondidos. De 1.000.000 de niños, se salvó 0,5%, 5.000.
  • Holanda. 140.000 judíos, sobrev. 25%, 35.000, de los cuales el 10% eran niños, 3.500 la mayoría huérfanos.
  • Bélgica. 65.000 judíos, sobrev. 40%, 26.000 de los cuales, 10.000 eran chicos.
  • Francia. 350.000 judíos, 74% sobrev. De entre ellos, entre 5 y 15.000 niños.

¿Qué es “Niño de la Shoá”?.

Consideramos niño, a todo aquél que haya tenido entre cero y dieciséis años al comienzo de la ocupación nazi en su zona de residencia. Hay franceses, húngaros, polacos, belgas, holandeses, alemanes, checoeslovacos, austríacos.

Los niños de otrora, son hoy, año 2000, personas de más de sesenta años.

¿Cómo sobrevivieron?

Algunos con sus padres. La mayoría lo hizo con gente desconocida que se fue volviendo su propia familia con el transcurso del tiempo. Algunos fueron cambiando de lugar conforme el peligro se fuera acercando.

Los lazos familiares.

Algunos perdieron a sus padres para siempre. Otros sufrieron dos desgarramientos: el primero al ser separados de sus padres biológicos, el segundo, al ser separados de sus padres adoptivos. Otros, al no ser reclamados, no saben quiénes han sido sus padres biológicos. En los últimos años ha trascendido que en Polonia, muchas personas ancianas le confiesan a algún hijo, en su lecho de muerte, que es judío y que fue entregado por sus padres ante la inminencia de lo que sobrevendría.

La memoria.

La memoria que mantienen es disímil. Algunos, los mayores, recuerdan circunstancias con bastante precisión. Otros, los más pequeños, no recuerdan nada.

Los temas.

La separación de la familia de origen. La posterior separación de la familia salvadora. La identidad fraguada (la religión, la nueva historia familiar, las costumbres, el idioma, a veces el sexo,). El silencio. La pérdida de la infancia en los más grandes. La doble vida. Condición de supervivencia: no expresar sentimientos ni pensamientos, ser lo más invisible posible. Los padres salvadores que no quisieron entregar a los niños, los litigios. Los que nunca les dijeron: los que siguen escondidos. Padres que mantuvieron el secreto (caso Mariette) y perpetuaron el silencio. Niños escondidos que siguieron escondidos. Los distintos grados de silencio y el mandato de callar para sobrevivir.

Categorías.

Niños escondidos pasivos (eran llevados por otros) o activos (se escondían solos o debían fraguar una identidad). Niños invisibles (escondidos y ocultos) o visibles. Niños escondidos con sus padres o familiares o con gente desconocida o en orfanatos o conventos.

¿No sufrieron bastante como para hablar?

No han tenido hasta hoy una voz particular en el escenario de la Shoá. La comparación de su padecimiento con el de otros sobrevivientes les dificultaba abordar los hechos. Por ejemplo, como los que vivieron con identidades fraguadas en el seno de familias no la habían pasado mal, consideraban que no tenían derecho a quejarse. Sin embargo, perdieron su infancia, y muchos también a sus padres, perdieron sus juguetes, idiomas, espacios familiares, y debieron mentir sobre su identidad a temprana edad en un contexto de terror. Sin derecho a quejarse luego de haber sobrevivido, debieron, luchar contra su memoria y acallar sus lágrimas una vez más.

Los padres de estos niños son también sobrevivientes. Los niños de la shoá son sobrevivientes hijos de sobrevivientes.

Casi todos han mantenido ocultas sus penas y recién hace poco tiempo las dieron a luz. Fue providencial el proyecto de la Shoah Foundation de Steven Spielberg que les brindó un contexto contenedor y protegido para empezar a hablar.

Estos son algunos de aquellos niños.

[volver]

MEDIOS

[volver]

EMISIONES

  • Como todos los años, la televisión israelí ha proyectado en abril del 2006 el film "Aquellos niños". Lo que sigue es la nota en castellano del diario Aurora a ese respecto que nos envía el director de la película, Bernardo Kononovich:

[volver]

 

 

 

 

Volver a PUBLICACIONES

 Volver al inicio

 

Sunday 21-May-2006 8:13 PM
© 2004-2005-2006-2007 Generaciones de la Shoá